Las gafas de verno son un impedimento para lucir un maquillaje perfecto. Además de corregir los defectos de la vista, son un accesorio de moda más para aportar un toque de diferenciador y personal a nuestro estilo como lo hacen las gafas de sol.El eyeliner es un imprescindible para las chicas con gafas. Si tu montura es de grandes dimensiones puedes hacerte la línea más gruesa sobre las pestañas del párpado superior para destacar tu mirada. Si las monturas son más discretas, entonces la línea debe ser más fina. Para aquellas chicas con gafas de ver que empequeñecen los ojos, debes apostar por una línea completa que recorra el ojo, aumentando su grosos conforme se acerca al exterior,  tipo años sesenta. Elige un eyeliner de color más oscuro que el ojo y aplica máscara de pestañas negra varias veces.    Si tus gafas con graduación aumentan el tamaño de tus ojos, entonces nos decantaremos por un maquillaje suave y sombras en tonos claros y neutros muy difuminadas. La línea de ojos será muy fina y emplea sólo una vez la máscara de pestañas. La delicadeza es clave ya que se pretende evitar que tus gafas magnifiquen cualquier fallo. Te aconsejamos un maquillaje sencillo y natural de tonos neutros ya que las gafas graduadasya le aportan una dosis decorativa. Descarga tu adrenalina y atrevimiento en tus labios con brillos o colores intensos.  Asegúrate de que tus cejas están bien definidas. Menos es más.