El inicio del curso escolar conlleva muchos preparativos compra de material escolar, uniformes…todo debe estar a punto para que “la vuelta al cole” sea todo un éxito.
Pero lo hemos revisado todo…? Sabías que 3 de cada 4 fracasos escolares están relacionados con problemas de la visión. La palabra clave es la PREVENCION, la misma que tomamos respecto a los problemas dentales, a los calendarios de vacunación…pero parece ser que no estamos todavía lo suficientemente concienciados para aplicar esta misma norma respecto a la vista cuando es una de las primeras cosas que debemos cuidar, pues el 80% de la información que recibimos de nuestro entorno es a través de los ojos.
Si importante es para un adulto poder ver y percibir correctamente todo lo que le rodea, más aún lo es para un niño porque desde su nacimiento hasta que alcanza los cinco años, su desarrollo integral depende en gran medida del desarrollo de su visión.
De hecho, hay deficiencias visuales que solo tienen solución durante los primeros años de la infancia. Este es el caso de ambliopía, también conocida como ojo vago, que es uno de los problemas más habituales en la infancia. Se trata de una perdida de agudeza visual sin lesión o causa aparente que se produce porque el cerebro utiliza más un ojo que otro y el poco utilizado “se vuelve vago”. Su tratamiento es fácil hasta los cuatro años y muy complicado a partir de los ocho. Su detección precoz es básica.