1. Protegerse de las emisiones UV. La emisión UV del sol puede causar patologías en os ojos como fotoqueratitis o cataratas.
2. Protegerse de la luz azul. Exponerse durante mucho tiempo a la luz azul y violeta del espectro solar es un importante factor de riesgo de la degeneración macular.
3. Tener una visión cómoda. El brillo del sol y su resplandor interfiere con la visión cómoda y la capacidad de ver con claridad.
4. Adaptarse a la oscuridad. Pasar dos o tres horas a pleno sol puede obstaculizar la capacidad de adaptación de los ojos a los bajos niveles de luz.
5. Reducir el riesgo de cáncer de piel y el envejecimiento prematuro de los ojos.